Mercados de acciones de China




Las cotizaciones de las acciones chinas pueden ser confusas para los inversores globales. Las compañías que cotizan en la Bolsa en China se clasifican bajo tres categorías primarias: acciones serie ‘A’, acciones serie ‘B’ y acciones serie ‘H’. Algunos gestores reconocen estar recibiendo muchas preguntas sobre las características de cada una de ellas. Entre estos expertos está Mark Mobius, presidente de Templeton Emerging Markets, quien reconoce ser interpelado por los inversores sobre esta cuestión. “Si bien no puedo decirles en qué invertir, puedo aportar alguna información que podría ayudarles a discernir qué opciones tienen sentido para cada tipo de inversor”.

Según explica el gurú de Franklin Templeton Investments en su blog, las acciones serie ‘A’ son aquellas de compañías chinas locales denominadas en renminbis, y negociadas principalmente entre inversores locales en las Bolsas de valores de Shanghai o Shenzhen. Los inversores institucionales extranjeros calificados que han obtenido un permiso especial del Gobierno chino también pueden participar en este mercado.

En lo que respecta a las acciones serie ‘B’, Mobius indica que representan compañías chinas con un valor nominal en renminbis, pero registradas para transacciones principalmente a inversores internacionales en dólares estadounidenses en la Bolsa de valores de Shanghai, o dólares de Hong Kong en la Bolsa de Shenzhen. Los inversores de China continental también pueden negociar con acciones serie ‘B’ mediante cuentas legales en monedas extranjeras.

Las acciones serie ‘H’ representan compañías chinas reguladas por leyes chinas, pero cualquier persona puede realizar transacciones con ellas. Las acciones serie ‘H’ están registradas en Hong Kong y son negociadas en dólares de Hong Kong; por esa razón son llamadas acciones serie ‘H’. En este sentido, los red chips representan a compañías constituidas en Hong Kong, pero cuyos intereses comerciales primarios están en China continental.

Pero no serían las únicas clases de acciones que harían referencia al mercado de renta variable del gigante asiático. Mobius asegura que algunos inversores también se refieren a compañías que pueden no estar constituidas en China, pero que tienen su negocio principal allí, como acciones serie ‘L’ (negociadas en la Bolsa de Londres) y acciones serie ‘N’ (que se negocian en la Bolsa de Nueva York, el NASDAQ o la American Stock Exchange).

Rendimientos diferentes según la clase de acción

Hay varias razones que explican las diferencias en el rendimiento en estos mercados. Las compañías chinas registradas en el exterior han variado enormemente en sus retornos ajustados al riesgo. “El gobierno corporativo en algunas empresas chinas que cotizan en Estados Unidos ha sido bastante pobre, mientras que las acciones chinas serie ‘H’ o ‘red chips’ que cotizan en Hong Kong tienen por lo general un mejor gobierno corporativo debido al marco regulatorio más estricto”.

“Dado que Hong Kong es una ventana a China continental, las autoridades chinas establecen generalmente una lista de lo que ellos consideran como los mejores activos allí”. Fundamentalmente, estas son las empresas de propiedad estatal con posiciones dominantes en sectores clave, como las telecomunicaciones o el transporte. “Creemos que el regulador chino las considera como mejor administradas”.

Para Mobius, en el mercado de acciones serie ‘A’ de China, el sistema de OPI (Oferta Pública Inicial) no ha sido del todo objetivo, por lo que lo que los inversores o analistas podrían considerar que las mejores compañías no necesariamente han sido registradas allí. “Es por eso que es tan importante llevar a cabo una investigación a fondo a través de una amplia lista de empresas, y luego filtrarlas cuidadosamente. En el mercado de acciones serie ‘A’, los inversores tienen que reconocer el riesgo político en China: su mercado de capitales todavía no está completamente maduro y sus normas regulatorias aún están por detrás de Hong Kong o Singapur”, asegura.

“Somos conscientes de que el rendimiento en el mercado de acciones serie ‘A’ ha sido decepcionante para muchos inversores este año, por varias razones. Los inversores chinos perdieron la confianza en el mercado y un exceso de OPI chinas  ha tenido un efecto negativo sobre las transacciones secundarias”. En su opinión, las restricciones sobre la inversión extranjera también han creado algunos desequilibrios de liquidez. “El Gobierno está permitiendo ahora la entrada a más inversores, lo que nos parece alentador, pero las cantidades son todavía pequeñas y la reforma llevará tiempo”, apunta.

Para que el mercado de acciones serie ‘A’ sea más atractivo para todo tipo de inversores, Mobius cree que los reguladores de China deben garantizar que las normas sean justas y razonables para todas las partes. “Para ello, debería haber suficiente supervisión regulatoria y ejecución para garantizar que las empresas cumplan con las normas de cotización en la bolsa, que tengan altos estándares de gobierno corporativo y que sean justas hacia los accionistas minoritarios. Reglas como dividendos obligatorios que anulan las decisiones de la administración pueden desanimar a que las empresas de calidad se registren en la bolsa”.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie