El mercado negro de las redes sociales




Gracias al boom en internet, los usuarios han buscado la forma de sacar provecho a estas herramientas, algunas veces de forma sana, y en otras cuestionables, ocasionando que las redes sociales se enfrenten a un gran mercado negro. Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, Google+, Pinterest, etc. se convirtieron en sitios esenciales para los internautas en general, estas plataformas pronto atrajeron marcas ansiosas de un marketing orientado a la comunicación 2.0. Lo que crea una guerra de popularidad sobre quién tiene más fans, amigos, suscriptores, más ‘me gusta’… Incluso si eso significa hacer trampa.

Con la fama de las redes sociales nacieron sitios especializado en esta venta falsa fama virtual. A menudo son sitios en inglés, que ofrecen lotes de 1.000 nuevos fans en Facebook para 30 dólares o 1.000 nuevos suscriptores Twitter por 15 dólares. El negocio es simple: crear cuentas falsas en las redes sociales y vender sus intereses a las empresas que la mayoría de las ocasiones solo adquieren fantasmas sin cara o biografía, o bien solo los adquieren para hacer creer que vienen creciendo en el agrado de la gente, compitiendo así con otras marcas más seguidas o valoradas.

En estos sitios se puede leer cosas como: “Ganar credibilidad y reputación, es dar un paso por delante de su competencia e impresionar a sus futuros clientes” y “Si usted está buscando para incrementar su popularidad, estás en el lugar correcto” esto según los sitios dedicado a esta práctica. Incluso este tipo de ventas han incursionado en sitios de comercio en línea como eBay donde vendedores llamados “profesionales” ofrecen decenas de miles de suscriptores de Facebook o Twitter para unos cuantos dólares.

La carrera por la popularidad, que primero inicio en Facebook y Twitter, se extendió casi toda la red, vendiendo no solo seguidores, si no, “me gusta” para Facebook, e incluso vistas para los videos de YouTube, Dailymotion o Vimeo. Estos sitios llegan a ser especialistas en hacer creer a la gente que con unas cuantas decenas de dólares podrán ser famosos en la plataforma que más les guste.

Hay que tener en cuenta que comprando seguidores puede hacer que la cuenta de su red social sea suspendida, esto hace que solo pierda su dinero e incluso puede afectar en su reputación, como le paso recientemente al candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Mitt Romney quien fue acusado de compra de seguidores al registrarse en su cuenta de Twitter un aumento de casi 150 mil seguidores.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie