Ejemplo de poliza flotante




Se denomina póliza flotante a aquel tipo de contrato de seguros que concede al Asegurado una cierta flexibilidad en la póliza.  A causa de las características especiales del riesgo, ya sea por la variabilidad del objeto asegurado, o modificación del capital cubierto, etc. se podrán establecer aumentos o reducciones.

El motivo para contratar este tipo de pólizas es evitar trámites y costos administrativos en los que se incurriría con todas las variaciones de la póliza cada vez que algo se modifique.

Tomemos por caso los seguros de transporte.  A menudo se otorga una duración indefinida y la vigencia será hasta que alguna de las partes lo declare así.  Asimismo, en este tipo de pólizas, la compañía va comunicando al asegurado las actualizaciones periódicas de la prima y el valor asegurable del objeto en cuestión.

Los tipos de pólizas normalmente utilizadas como flotantes son cuatro:
– Póliza sencilla: destinadas a cubrir una operación o incluso varias determinadas.
– Póliza por avisos: de duración indefinida que requieren comunicación de cada operación.
– Póliza por volumen: se basan en la facturación por operación sin necesidad de comunicar cada una de ellas a la compañía aseguradora.
– Pólizas de Abono: cubren un determinado riesgo durante un período de tiempo. Por su parte, son utilizadas para flotas de automotores, en las cuales se puede incluir o quitar de la póliza a los “certificados asegurados” sin que varíe el monto de la cuota hasta la renovación o refacturación.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie