Declaraciones para seguro de hogar




Una frase de Einstein nos dice que “Todos ignoramos muchas cosas, pero cosas distintas” así que si hablamos de seguros abandonemos la ingenuidad para pasar a ser gente advertida ante oportunistas. Las formas de lograrlo son dos: una es informarnos hasta convertirnos en expertos (un camino dificil) o poner nuestra confianza en un especialista. Los mediadores de seguros son esos especialistas y os animo a recurrir a ellos. El mundo del seguro es complejo, que nadie entrega lo mismo pero más barato, ni admite improvisados gestionando patrimonios (aún cuando sean cuñados, amigos o banqueros) y para para poder daros una visión más clara en asuntos que son vitales para vuestra seguridad y calidad de vida.

Podemos ver profesionales de otras esferas que en las horas difíciles están dejando a sus clientes, a las empresas, a todos, en la estacada: nada les importa. En el mundo del seguro no es asi como se debe proceder sino todo lo contrario: en los momentos difíciles es cuando más deben estar presente.

Un aspecto primordial en todo seguro, son las declaraciones que formulamos para que el contrato de seguro que nos proponemos realizar y que sea:

  • Acorde a nuestro estilo de vida
  • Ajustado a los riesgos que pretendemos asegurar
  • Suficiente para garantizar la completa recuperación que precisamos para volver a empezar sin pérdidas
  • Adecuado a las normas de suscripción de la aseguradora y que luego no nos sorprendan en el momento del siniestro con que no les coincide lo que está a la vista con lo descrito en el contrato de seguro.

Por decirlo más gráficamente , es como hacerle llegar a la compañía de seguros una foto de nuestra realidad lo mas fiel y completa posible. Hay aseguradoras que exigen declaraciones más complejas y otras que pareen requerir mínimos datos. No es difícil suponer cual de ambas será las que nos permita sentir mayor seguridad.

Los elementos que normalmente debe contener una declaración son:

  • Ubicación exacta de la vivienda: el índice de criminalidad varía de una población a otra así como la dotación de bomberos:por lo cual es un detalle importante. Si estamos en casco urbano, en urbanización o en despoblado puesto que en caso de robo o incendio la distancia de policía y bomberos así como por la posibilidad de que el siniestro tarde en ser descubierto por alguien será mayor.
  • Las especificaciones de la vivienda: no es igual asegurar un bajo, primer piso o ático o un tercer piso en un edificio de diez plantas. Indemnizar un piso en el que compartimos muros y solados con los vecinos no será lo mismo que una casa individual donde todo, todo recae sobre nuestro asegurador.
  • Materiales de la construcción: Las maderas son especialmente delicadas y más vulnerables, tanto en muros como en suelos y mayormente si su función es estructural (por caso las vigas). Cualquier construcción que disponga de cubierta frágil o muros de escasa consistencia tendrá dificultades para ser asegurada o en todo caso fuertes recargos. Otro motivo de penalización o exclusión se aplica a las técnicas constructivas experimentales o no comprobadas así como aquellas que disponen de una carga de fuego temeraria.
  • Antigüedad de la construcción: Reconstruir una vivienda ejecutada con el Codigo Técnico de la Edificación, con la NBE-96 no será igual que para una construida en piedra hace 70 años..
  • Fecha de reforma: si hablamos de cierta edad de edificación y tenemos la instalación eléctrica antigua (digamos las anteriores a 1980) o la fontanería de hierro o plomo tendremos unas ciertas tasas, coberturas, franquicias y exclusiones. Si se ha reformado recientemente en forma integral conseguiremos mejoras.
  • Presencia de muros de contención, cancelas, vallas y muros de cerramiento: deberá declararse su existencia y aportar los metros lineales para evitar conflictos. Serán objeto de cobertura tanto a efectos de fenómenos meteorológicos o riesgos naturales como por colisión de vehículos.
  • Destino de su uso: las coberturas disponibles, las primas, las franquicias y, en general, todo el seguro, varía en función del uso. Digamos no es lo mismo pues existen diversas utilizaciones por ejemplo como vivienda habitual, de temporada o vacacional, propiedad destinada a alquiler permanente, a alquiler de temporarada o vacacional, en calidad de inquilino, deshabitada, uso parcial profesional, de negocio o industrial, etc. Este es motivo frecuente de graves disgustos.
  • Protecciones físicas: Necesitamos declarar aquellas de que disponga la vivienda y que, además, utilización permanente. Por ejemplo ventanas que posean enrejado, cerraduras especiales, etc
  • Protecciones electrónicas: comunicaremos si existe un sistema de seguridad instalado, mantenido y conectado por una empresa de seguridad autorizada por el Ministerio del Interior. Cuiadado en este punto las alarmas contra robo de las que montan los electricistas, de las que venden en las tiendas de bricolage o por catálogo ¡No valen!
  • Existencia de toldos o construcciones frágiles del tipo lonas, plásticos, metacrilatos, dado que para las aseguradoras carecen de ciertas coberturas o están muy limitadas.

Existen más puntos a mencionar y que tienen que ver con el contenido y pertenencias que podemos asegurar y que lo ampliaremos en un próximo artículo.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie