Cómo Salir de Deudas




salir de deudasSi tienes una deuda grande o muchas deudas, seguro te has preguntado si algún día estarás libre de ella pero sobre todo ¿cómo salir de las deudas?

Lo primero, es no seguir endeudándote. Si no puedes pagar, no te endeudes a menos que sea una emergencia médica.

Si te sientes muy estresado por la cantidad que adeudas, es necesario que te tranquilices y recuerdes que para todo hay solución y que tarde o temprano, si te esfuerzas, estarás libre de deudas.

Considera los siguientes pasos sobre cómo salir de deudas:

1. Establece prioridades

¿Qué es más importante para tí, el pago de tu hipoteca, iniciar un negocio, pagar la universidad? o bien ¿unas vacaciones extravagantes, ropa de última moda, la diversión del fin de semana? Los préstamos para hipotecas, universidades o negocios, seguro son una buena inversión. El resto, evítalo, más si te tomará mucho tiempo pagar esa deuda.

2. Usa tu mejor criterio

Asegúrate de que cuando pides un préstamo, los términos y condiciones establecidos coincidan con tus metas y con tus planes de cómo manejar tus finanzas. Existen varios tipos de deuda, y cada uno tiene diferentes intereses y condiciones.

– En el caso de las tarjetas de crédito

Si pagas tus cuentas a tiempo y en su totalidad cada mes, no importara si tu tarjeta de crédito tiene una alta tasa de interés, incluso te agradará su tarjeta de recompensas o el que no te cobren una cuota anual. Pero, si al contrario, llevas sobre saldos, pagas con otros préstamos o financiamientos y te atrasas, entonces la tasa de interés sí que tiene importancia, por lo que te conviene una tarjeta de menor tasa de interés, aunque no tengas otros beneficios.

– En el caso de las hipotecas

Si el préstamo que estas solicitando es para la hipoteca de una casa, el tipo de hipoteca que solicites afectará la tasa de interés, las hipotecas pueden ser con una tasa ajustable o con una tarifa fija. Nuevamente, lo mejor es decidir en base a tu planeación financiera. Si estas planeando vender esa casa pronto, una hipoteca de tasa ajustable, que es más baja, puede convenirte. Pero por el contrario, si planeas permanecer en esa casa o no puedes permitirte aumentos en los pagos si las tasas de interés suben, entonces es mejor que elijas una hipoteca de tarifa fija a largo plazo.

3. Elimina las deudas de alto costo.

Si estás buscando cómo salir de deudas, te aconsejamos que te deshagas de las deudas con tasas de interés muy altas. Intenta cambiar tu tasa de interés a una más baja dialogando con tu prestamista o casa bancaria. Si tus deudas de intereses altos son de tarjetas de crédito, puedes buscar una tarjeta de tasa de interés más baja y traspasar tu deuda, solo ten cuidado que la tasa que te ofrezcan no sea solo un incentivo que dure unos meses. Si tu deuda es grande y eres dueño de una casa, tienes la opción de pedir un préstamo con una tasa baja poniendo una garantía hipotecaria para consolidar esas deudas de tasas altas.

4. Paga tus deudas

Siempre que pidas un préstamo o crédito fíjate en las tasas de interés, y siempre que estés pensando en retrasarte en un pago de deuda, recuerda que los cargos por intereses no son un buen uso de tu dinero. Así que busca maneras de pagar antes de la fecha límite. Si no puedes pagar el monto mensual de tu tarjeta de crédito, paga más del mínimo, lo más que puedas, de esta manera, pagarás menos intereses. No te olvides de que pagar tus deudas requiere disciplina y sacrificio.

5. “No tengo ni un centavo para pagar mi deuda”

Entre menos incurras en nuevas deudas, más rápido podrás estar libre de deuda. Si has llegado a un punto donde no puedes pagar ni siquiera la cantidad mínima de tu tarjeta de crédito, es momento de que dejes de usarla o la destruyas. Pero no te quedes solo en ello, comunícate con tus acreedores para volver a programar tu pago, explícales tu situación financiera y tu intención de pagar lo que debes. Ellos te pueden ayudar.

6. Asegúrate de que tus cheques no reboten.

Si usas chequera, antes de extender un cheque, revisa tu estado de cuenta para asegurarte de que el cheque que estas entregando tiene fondos con cual pagarse. En algunos lugares, es un delito el entregar cheques sin fondos y puedes meterte en un problema mayor que el de no pagar tu deuda. Además, todos los bancos cobran comisiones por los cheques sin fondos de entre un 10 o 20% del monto del cheque.

7. Asesórate

En cada país, hay un organismo que se encarga de regular y analizar a los proveedores de bienes y servicios, apóyate en ellos para seleccionar a tus acreedores. En México está la Procuraduría Federal del Consumidor, así como en Estados Unidos está la “Federal Trade Commission”. Seleccionar un acreedor no es una tarea que se deba tomar a la ligera, y siempre ten en mente que si suena demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que no lo sea.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie