Como elegir Hipoteca




Al comparar diferentes ofertas hipotecarias de las ofrecidas por el sistema bancario, es necesario comprarar todo lo que se relacione con el préstamo hipotecario y no sólo los tipos de interés. Elegir el préstamo con mejor tasa de interés no significa que esté contratando la mejor hipoteca.

El mejor método para comparar ofertas de hipotecas es a través del TAE, tasa anual equivalente. No debemos tampoco dejar de estudiar las comisiones. La comisión de apertura, la comisión de amortización parcial y total y la comisión de cancelación de hipoteca. El plazo es determinante, deberá calcular el coste total de la hipoteca: capital más intereses, que va a pagar en total transcurrido el plazo contratado.

Finalmente evalúe las vinculaciones que requiere la entidad, aquí detallamos las más habituales:

  1. Domiciliar la nómina, no supone ningún coste para el cliente.
  2. Domiciliar tres recibos tampoco le supondrá ningún esfuerzo.
  3. Contratar el seguro de hogar, no es obligatorio hacerlo con la entidad financiera, aunque sí hay que hacerla beneficiara del mismo.
  4. Contratar un plan de pensiones, si ya tiene uno, en lugar de contratar uno nuevo se puede traspasar a la entidad financiera en cuestión, si no es así, evalúe también el coste mensual del mismo.
  5. Contratar un seguro de vida, este es uno de los puntos a estudiar y conocer el gasto que le supondrá y durante qué plazo, así como los beneficios que le reporta.
  6. Mantener un saldo medio en la cuenta: no supone ningún esfuerzo si se olvida de esa cantidad y no la usa para nada. Lo ideal es ahorrar el dinero que se pide como saldo y mantenerlo en cuenta. En ocasiones se abre una cuenta para la hipoteca y se mantiene otra de ahorros, una solución para que esta vinculación no le afecte negativamente es introducir el saldo que solicitan y todos los meses ingresar la cuota de la hipoteca para que el banco lo retire.
  7. Contratar tarjeta de crédito, esta vinculación tiene dos modos: contratar la tarjeta de crédito o contratar la tarjeta y hacer un uso mínimo de tal cantidad.
  8. La primera opción es mejor y más aún si no se hace uso de ella, ya que sólo se tendría que conocer el gasto de mantenimiento y el coste que le supondrá. Si pretende usarla, deberá preguntar por el interés, y conocer qué cuota puede afrontar para hacer números sobre el importe del que puede hacer uso sin entrar en apuros.
  9. El uso mínimo de la tarjeta es un tema más peliagudo, es cierto que si la dedicamos para hacer la compra en el supermercado, es posible que lleguemos fácilmente a esa cantidad, por ej. si el importe mínimo a consumir son 3.000€ gastando 250€ cada mes se llega al importe. Aunque tendrá que hacer cálculos sobre la cuota que establece, cuantos son los intereses y realizar cálculos a largo plazo. Si pone una cuota de 250€ todos los meses para pagar la tarjeta de crédito, aún se le quedarán pendiente los intereses mes tras mes.

Con toda esta información, sume y haga cuentas sobre qué coste mensual tendrá el total de su hipoteca, es decir, la cuota+cuotas de seguros, planes de pensiones, etc+cuotas de tarjeta u otros. Así tendrá una visión más real de la oferta que le está ofreciendo cada banco y a qué precio.

Share This Post

Related Articles

Leave a Reply

© 2017 Inversion y credito. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie